El por qué de la Asociación Libertas SuiIuris

El por qué de la Asociación
Libertas SuiIuris

JOSÉ LUIS LUCAS HERNÁNDEZ (*)

Hace unos días presentamos en Yecla a la Asociación Libertas Sui Iuris, que desde mediados del año pasado y promovida por un grupo de padres, profesores, abuelos, profesionales de la sanidad y otras personas, defiende la libertad.
En el mes de mayo del pasado año se aprobó por unanimidad, en la Asamblea Regional por todos los grupos políticos, la Ley de igualdad social de lesbianas, transexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.
Una ley de “igualdad” qué camuflada de “no discriminación” perjudica seriamente algunos derechos fundamentales.
La Asociación Libertas, nace para dar respuesta a este conflicto y explicar a la sociedad en qué consiste esta Ley y dónde contradice los derechos y libertades de los ciudadanos respecto a los siguientes
puntos:
– Libertad de los padres para educar a sus hijos según sus propias convicciones y moralidad.
– Libertad de conciencia de médicos, enfermeros, profesores y otros profesionales, para qué nos les obliguen a actuar en contra de sus principios.
– Libertad de enseñanza para los centros qué quieran impartir los contenidos conforme a su ideario.
– Libertad de expresión, para poder opinar sin ningún tipo de coacciones y sanciones.
– Libertad de prensa para poder publicar opiniones contrarias y permitir a cada persona sacar sus propias conclusiones en la búsqueda de la verdad,
– Libertad religiosa para poder vivir y expresar la propia espiritualidad en un ambiente libre.
Esta Ley está basada y orientada por la ideología de género. Es bueno recordar lo dicho por el Cardenal Joseph Ratzinger:
“La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura.
Con el ateísmo, el hombre moderno pretendió negar la existencia de una instancia exterior que le dice algo sobre la verdad de sí mismo, sobre lo bueno y sobre lo malo.
Con el materialismo, el hombre moderno intentó negar sus propias exigencias y su propia libertad, que nacen de su condición espiritual.
Ahora, con la ideología de género el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo:
se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se autocrea y se convierte en un dios para sí mismo”.
Estamos convencidos de que la ideología de género es un inmenso error antropológico y por eso nos vemos en la obligación de denunciar estas leyes inaceptables de privilegios para los lobbies LGTBI defensores de la ideología de género en detrimento de las libertades de todos..
Nosotros no estamos contra los homosexuales sino que nos limitamos a oponernos -usando nuestra libertad- a un lobby y una ideología defendida por homosexuales y heterosexuales, como hay homosexuales que no defienden ni a ese lobby ni a esa ideología. No es una disputa entre ellos, sino entre distintas concepciones sobre la sexualidad.
Cuando en una democracia hay un debate ideológico y político legítimo y uno de los bandos quiere ilegalizar al otro y prohibir expresamente como intenta hoy el lobby LGTBI en España con los que discrepan de él, la democracia está en peligro. Y cuando esos mismos logran qué las leyes y las instituciones públicas hagan suya su ideología, sus símbolos y sus fiestas como empieza a suceder hoy en España, la libertad empieza a decrecer peligrosamente. La mejor manera de defender la libertad es ejerciéndola.
Recientemente nuestra Asociación se ha adherido a la Plataforma por las Libertades, que está coordinada por Lourdes Méndez, y en la que participan un gran número de asociaciones, instituciones y personas de relevancia entre ellas Jaime Mayor Oreja.

(*) José Luis Lucas Hernández es responsable de Comunicación de la Asociación Libertas Sui Iuris

Puede descargar el artículo en pdf: SIE-04-YECLA-020217

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *